Ómicron es la nueva variante detectada del coronavirus, la más mutada hasta la fecha y la última en ser incluida en la lista de “variante de preocupación” por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Una “variante de preocupación” es la categoría más alta dentro del listado de variantes de covid creado por la OMS.

Fue reportada por primera vez en Sudáfrica el pasado 24 de noviembre, pero decenas de países ya han registrado casos.

Anteriormente conocida como B.1.1.529, genera preocupación entre las autoridades médicas y la comunidad científica por su alto número de mutaciones.

Se teme que ómicron pueda ser más contagiosa, más letal o que evada el efecto de las vacunas, pero los científicos insisten en que es demasiado pronto para determinarlo y llaman a la cautela.

¿Qué tan diferente es ómicron?

La mayor certeza es que ómicron, con alrededor de 50 mutaciones, es la variante más mutada hasta la fecha.

Muchas de estas mutaciones se encuentran en la proteína de espiga y el dominio de unión del receptor, dos zonas que intervienen en cómo el patógeno entra y se adhiere a nuestras células.

Debido a esos cambios tan numerosos, entre los científicos existe el temor de que nuestros cuerpos no reconozcan el virus si entramos en contacto nuevamente con él, incluso estando vacunados.

Los estudios preliminares en Sudáfrica, aún no revisados formalmente por otros científicos, estiman que ómicronpodría aumentar el riesgo de reinfección.

Esto podría ser indicio de que la nueva variante tiene la capacidad de evadir nuestras defensas.

En caso de que burle nuestra inmunidad, ya sea la natural o adquirida a través de las vacunas, es posible que haya que actualizar las vacunas disponibles. En ese caso no tomaría tanto tiempo como crear una desde cero, pero igualmente se necesitarían varias semanas, incluso meses.

Sin embargo, una vez más, es pronto para concluirlo.

En el peor de los casos, los científicos confían en que las vacunas disponibles sigan protegiendo contra las evoluciones más graves de la enfermedad.

De momento, varios países, especialmente los de mayores recursos, están apostando por acelerar la administración de dosis de refuerzo.

¿Qué se sabe sobre los síntomas?

Por el momento no hay información de que los síntomas asociados a ómicron sean diferentes de otras variantes.

“Las primeras infecciones se reportaron en estudiantes universitarios, que son individuos que tienden a sufrir una enfermedad más leve. Sin embargo, entender el nivel de severidad de ómicron tomará de días a varias semanas“, dice la OMS.

En una entrevista con la BBC, la doctora Angelique Coetzee, quien descubrió la nueva variante en Sudáfrica, dijo que los pacientes a los que ha tratado presentan síntomas muy leves y que hasta ahora no han requerido hospitalización.