La variante ómicron ha sido detectada en numerosos países, incluidos Canadá, Reino Unido, Países Bajos y Bélgica.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió que la variante del coronavirus ómicron presenta un alto riesgo de aumentos repentinos de contagio en todo el mundo.

La variante podría tener graves consecuencias en algunas regiones, dijo la OMS este lunes.

El director general de la organización, Tedros Adhanom Ghebreyesus, hizo un nuevo llamado global para que las vacunas lleguen a las naciones más pobres.

Agregó que científicos de todo el mundo están trabajando para descubrir si la nueva variante está asociada con una mayor transmisión, riesgo de reinfección y su reacción a las vacunas.

“La misma emergencia de ómicron es un recordatorio de que, aunque muchos de nosotros creemos que ya rompimos con la covid-19, el virus no se ha ido de nosotros”, expuso.